Los adolescentes y la falta de sueño

Esta diferencia de horas de sueño en las noches que preceden a los días lectivos se compensa con más horas de sueño los días sin clase. Este fenómeno de compensación afecta al 16% de los chicos de 11 años y a más del 40% de los chicos de 15 años. A medida que aumenta la edad aumenta también la separación entre el tiempo de sueño, haya clase o no al día siguiente. "Pasa de 51 minutos a los 11 años a una hora y 49 minutos a los 15. A los 15 años esta separación es de una media de dos horas y dos minutos para las niñas y de una hora y 35 minutos para ellos", precisa el comunicado.

Los autores señalan que mientras que una falta de sueño puntual se compensa fácilmente, la privación crónica de sueño puede favorecer la aparición de problemas de humor y de conducta, hipertensión arterial, obesidad y podría implicar también un mayor riesgo de morbilidad. "Los niños de 11 a 15 años necesitan dormir más que los adultos. En los adolescentes se habla de privación severa del sueño cuando se duerme menos de siete horas. Si bien esta privación ocurre raramente antes de los 13 años, afecta a un cuarto de los jóvenes de 15 años, quienes por lo tanto tendrían un riesgo alto de morbilidad".

Cuando tus hijos remoloneen para ir a la cama, recuérdales que dormir suficientes horas cada noche es crucial para gozar de mejor salud y sentirse bien.

* El estudio se llevó a cabo con 9.251 estudiantes de entre 11 y 15 años.

D. Bême

Otros contenidos del dosier: Salud del adolescente

Comentarios

Artículos destacados

¿Quién puede acceder al historial clínico?
¿Quién puede acceder al historial clínico?

La gestión de los datos médicos supone, al mismo tiempo, un desafío y una poderosa herramienta en la sanidad actual. La...

Consultas médicas online: ¿es posible?
¿Miedo a ir al médico?
Cómo aceptar el dolor crónico
¿Qué es la TRH?
¿Sufres alergia?

Estornudas, te sientes cansado/a, te hablan de bronquitis, de traqueítis… ¿Y si tuvieras alergia?

Hacer otros Test