Cómo aliviar la congestión nasal de un bebé

La congestión nasal conocida comúnmente como  "nariz tapada" hará que tu bebé se sienta incómodo y tenga dificultades para comer y dormir.

Si a los adultos nos parece incómodo imagínate lo terrible que debe ser para un bebé.

Y debido a que los bebés no saben cómo estornudar o sonarse la nariz tendrás que utilizar otros métodos para eliminar la mucosidad de sus fosas nasales, como gotas de solución salina, aspiradores nasales o de humedad.

La congestión en la nariz en tu bebé es muy comú, con una gripe o una alergia puede hacerse más notoria, ya que los pequeños respiran mucho más por la nariz que por la boca.

Además, las ventanas de la nariz son mucho más pequeñas que las nuestras, por lo que el paso del aire es menor, especialmente si está congestionado.

El sistema inmune de los bebés aún está en desarrollo, por esto las gripes y congestiones son bastante comunes.

Además, los pequeños de la casa exploran mucho, por lo que son más propensos a llevarse virus a la boca. La calefacción seca, las membranas mucosas, aumentando el riesgo de congestión, especialmente si están cerca de adultos que sufren una gripe o resfrío.

Existen otros consejos para descongestionar la nariz de un bebé que también son muy útiles cuando tiene los molestos mocos y no siempre es necesario llegar al extremo de tener que aspirar sus fosas, generando posibles molestias al pequeño.

Usa un humificador

El vapor del agua es una de las mejores maneras para limpiar la congestión nasal. El vapor caliente nunca deberá ser aplicado directamente en la cara ya que puede causar quemaduras muy graves.

En cambio, el contenido de humedad que se genera en el aire se debe aumentar sobre todo si vives en un ambiente seco.

Un humificador eléctrico es una forma efectiva de mantener un ambiente húmedo para que las mucosas sean más fáciles de expulsar. El dispositivo convierte el agua caliente en vapor de agua hirviendo que queda en el aire.

Usa spray nasal de solución salina

Existen aerosoles con soluciones salinas que pueden ser muy eficaces para los bebés, y se puede utilizar para poder hidratar los conductos nasales que se pueden secar en ciertos climas más áridos.

A pesar de que es perfectamente seguro de utilizar, existen algunos sprays que pueden contener ingredientes que no sean adecuados para los bebés, por eso es necesario consultarlo. La alternativa es usar una solución salina en gotas.

Evita aires acondicionados y calefacciones

Es cierto que es complicado evitar del todo un ambiente seco sobre todo si tienes tu hogar en ciertos climas. El aire acondicionado es el que más causa que se seque el ambiente de una estancia, pero el uso de un ventilador eléctrico también puede ser un problema, sobre todo si el aire da directamente en la cara.

Si no tienes más remedio que usar estos dispositivos en tu hogar, entonces deberás asegurarte que también tengas un humificador eléctrico funcionando en la misma habitación para aumentar la humedad en el aire.

Estos son algunos de los consejos para que puedas ayudar a tu bebé a tener la nariz descongestionada y que los mocos no le molesten a la hora de respirar. Pero recuerda que lo mejor ayudarles a que los expulsen de forma natural o que al menos, esos mocos no se endurezcan demasiado.


FUENTES:

Marianne Lewis (2002) Los Primeros Años, Guía Completa Del Cuidado Del Bebe. Ed.Lectorum

Otros contenidos del dosier: Salud del bebé

Comentarios

Artículos destacados

Las causas de la halitosis matutina
Las causas de la halitosis matutina

No falla, cada mañana te levantas con mal aliento. ¿Por qué nos despertamos con mal aliento? ¿De dónde proviene esa...

El por qué de la fiebre
Comida basura después de salir de copas
Síntomas y remedios para el "jet lag"
Sangrados en la menopausia: qué los causa
¿Sufres alergia?

Estornudas, te sientes cansado/a, te hablan de bronquitis, de traqueítis… ¿Y si tuvieras alergia?

Hacer otros Test