¿Cómo detectar la colestasis neonatal?

La colestasis neonatal suele ser reflejo de una enfermedad grave del hígado y a menudo es la causa de muchos de los trasplantes de hígado que se practican en niños. El examen sistemático de las heces es lo que permite detectar la enfermedad de manera temprana.

Una enfermedad hepática grave

Aunque la colestasis neonatal figura dentro de las enfermedades consideradas raras, en realidad es bastante frecuente: su incidencia es de 0,5 casos cada 500 neonatos. Además, representa el 80 por ciento de las causas de trasplante hepático infantil. «La colestasis responde a un problema en la formación o eliminación de la bilis», explica Jacquemin. La principal causa de esta enfermedad neonatal es la atresia (falta de perforación) de las vías biliares. En las personas afectadas las vías biliares –las que conducen la bilis por el intestino– se obstruyen, de manera que la bilis no puede salir del hígado y llegar al intestino delgado para ser eliminada con las heces. “El hígado se daña muy rápidamente si la bilis se queda en su interior”, explica el hepatólogo. Si no se trata, la atresia de las vías biliares puede desembocar en cirrosis. “Ésta constituye una causa de trasplante hepático al cabo de los dos o tres años”, precisa el médico. La atresia de los conductos biliares representa por sí misma el 50 por ciento de las causas de transplante de hígado en los niños”.

Signos de alerta

El amarillamiento del niño debe ser un signo de alarma, pues puede significar que padece colestasis. “La gran mayoría de los amarillamientos son benignos, pero en un 10 por ciento de los casos puede suponer un síntoma de enfermedad hepática real”, explica Jacquemin. Y agrega: “La ictericia fisiológica (niveles altos de bilirrubina en la sangre) del recién nacido suele estar acompañada de una coloración de las heces (amarillas, verdes o color de bronce) y se cura en un par de semanas”. Pasado ese periodo, el amarillamiento debe alertar y llevar al médico a pensar en la posibilidad de que haya colestasis. Si el bebé tiene la piel o el blanco de los ojos amarillos, entonces es recomendable verificar el color de las heces desde los primeros días de vida, sobre todo si el color persiste. En efecto, si el pequeño sufre colestasis, el amarillamiento de la piel va acompañado de una decoloración de las heces. “Heces grisáceas, beige o amarillas pálidas son signo de que la bilis no llega al intestino”, indica el hepatólogo. “Si éste fuera el caso, hay que acudir al médico sin demora”, advierte.

En caso de duda, llama a tu pediatra y pregúntale si le puedes llevar los pañales. Otro signo de alarma es la orina demasiado oscura, semejante al color de la cerveza. Sin embargo, “los pañales de hoy en día absorben tanta orina que es difícil percatarse de su color”, sostiene Jacquemin. “Un error es atribuir el amarillamiento del bebé al amamantamiento”, advierte el especialista. “Dar el pecho puede provocar un amarillamiento de la piel, pero éste es benigno y, al igual que sucede con la ictericia fisiológica, las heces también presentarán un color anormal (la lecha de color blanco no decolora las heces)”, precisa el hepatólogo.

Tratamiento

“Una vez que se ha hecho el diagnóstico, el primer paso es darle al bebé una inyección de vitamina k. La colestasis puede provocar una carencia de esta vitamina, ya que la bilis es indispensable para que el intestino la absorba. Esta carencia expone al paciente a un riesgo de hemorragia”, explica el médico. Si la colestasis se detecta a tiempo, cuando está vinculada a una atresia de las vías biliares, se realiza una intervención quirúrgica correctora que, en determinados casos, permite a la bilis salir del hígado”, indica el hepatólogo.

Esta intervención debe tener lugar antes de los 30 días de vida del recién nacido para evitar así un trasplante de hígado ulterior. Sin embargo, la media de edad de los bebés operados es de 60 días. La detección precoz es la clave. De manera que, padres, ¡inspeccionad las heces de vuestro bebé!

A.S. Glover-Bondeau

Otros contenidos del dosier: Salud del bebé

Comentarios

Artículos destacados

¿Quién puede acceder al historial clínico?
¿Quién puede acceder al historial clínico?

La gestión de los datos médicos supone, al mismo tiempo, un desafío y una poderosa herramienta en la sanidad actual. La...

Consultas médicas online: ¿es posible?
¿Miedo a ir al médico?
Cómo aceptar el dolor crónico
¿Qué es la TRH?
¿Sufres alergia?

Estornudas, te sientes cansado/a, te hablan de bronquitis, de traqueítis… ¿Y si tuvieras alergia?

Hacer otros Test