¿De qué debe componerse el kit de primeros auxilios del bebé?

Disponer de un kit de primeros auxilios para el bebé que esté siempre a punto requiere orden y método, pero no temas, no es nada complicado. Colócalo siempre en el mismo sitio y fuera del alcance de los niños. El contenido y las fechas de caducidad deben revisarse con regularidad y hay que sustituir los productos que estén caducados. Cuando hayas usado algo, debes limpiarlo y volver a ponerlo en su sitio o reemplazarlo por uno nuevo. Los productos caducados se tiran cuando llega la fecha indicada en el envase y se cambian por otros. ¿Qué debe contener un kit para poder ocuparte del cuidado del bebé y estar preparada para una urgencia? ¿Cómo debes utilizarlo? Sigue leyendo...

En el botiquín del bebé debes tener:

La cartilla de salud
La lista con el contenido y las fechas de caducidad
Un estuche para las pinzas, las tijeras, etc.

Para medir la temperatura, limpiarle la nariz o cubrirle una herida:

  • El termómetro rectal digital con punta flexible y redondeada es «preferible al termómetro auricular, aunque es menos práctico porque los tapones de cerumen son muy frecuentes en los lactantes e impiden medir la temperatura correctamente», indica el Dr. Christophe Batard, pediatra en Vincennes (París).
  • Un aspirador nasal para el catarro.
  • Unas tijeritas con la punta redondeada para cortarle las uñas o preparar una tirita con compresas y esparadrapo.

Al explorar el mundo, el bebé puede tocar una ramita con puntas o un cactus de interior, e incluso cruzarse con una garrapata durante un paseo de verano, así que tienes que añadir:

  • Pinzas para extraer astillas (o una aguja de coser fina y unas pinzas de depilar), un mechero (para quemar y desinfectar la punta de las pinzas o de la aguja) y una lupa pequeña para sacar una espina o una astilla.
  • Pinzas para extraer garrapatas con total seguridad.

Cuando hagas uso de alguno de ellos, límpialo con agua con jabón y enjuágalo con alcohol de 60º.

Medicamentos

Los medicamentos son moléculas de gran importancia que pueden causar efectos secundarios. Cuando el médico los prescribe, primero ha examinado al niño. Es necesario respetar la prescripción: dosis, tomas y duración del tratamiento, aunque el bebé esté mejor antes de terminar el tratamiento. No se deben administrar medicamentos con receta médica que hayan quedado en el botiquín sin consentimiento previo del médico.

Medicamentos preventivos. La vitamina K1 previene la enfermedad hemorrágica del lactante. Si el bebé sólo se alimenta de la leche materna, se administra una ampolla una vez por semana los 2 o 3 primeros meses. La vitamina D previene el raquitismo porque favorece la absorción del calcio por los huesos: 1 dosis al día todos los días hasta los 18 meses. Después de los 18 meses, puesto que el sol es necesario para la síntesis de la vitamina D por el organismo, la falta del mismo se sustituye por ampollas de 100.000 UI de vitamina D que se toman 3 veces al año, durante la estación con menos sol.
Remedios en caso de dolor, molestias, fiebre, dolor de dientes, diarrea, vómitos, deshidratación, golpes...

  • Fiebre, dolores, molestias: paracetamol oral en jarabe en dosis ajustadas al peso (una dosis cada 6 horas)
  • Salida de los dientes: anillo de dentición (enfriar en el refrigerador para aumentar la eficacia) y gel calmante.
  • Diarrea: si no alimentamos al bebé con leche materna, le daremos leche de vaca sin proteína de leche si es menor de 3 meses, y leche sin lactosa si tiene entre 3 y 6 meses.
  • Vómitos: darle de beber a menudo pero en pequeñas cantidades.
  • Deshidratación: una solución oral de rehidratación (diluir un sobre en 200 ml de agua) es útil en caso de diarrea y vómitos.

Set para los cuidados del bebé

Contiene productos para limpiar, desinfectar y proteger: botella de agua, jabón, alcohol de 60º, gasas estériles de algodón hidrófilo, cinta micropor, pañuelos de papel... y los cuidados para las pompis del bebé: algodón, baño reparador, pomada a base de óxido de zinc, pañales de algodón. También incluiremos tapabocas para la persona resfriada o con gripe que deba hacerse cargo de un bebé menor de 3 meses.

Una bolsa con ropa de cambio…

  • Con unas gafas de sol y un gorro: ¡los bebés no deben exponerse al sol! Podemos aplicar un protector solar a partir del sexto mes para evitar las quemaduras derivadas de los reflejos del sol. En la playa, ¡es obligatorio utilizar sombrilla, camisetas y protector solar!
  • Con una mosquitera: las cremas calmantes para aliviar las picaduras y los repelentes de mosquitos no pueden aplicarse hasta el sexto mes.
  • Con bolsas de plástico para tirar los pañales usados.

Ficha de consejos y conductas a seguir en caso de que se presente algún contratiempo:

Cómo ocuparse:

  • del cordón umbilical: clorhexidina acuosa y gasas estériles los primeros días.
  • de la nariz: monodosis de suero fisiológico. Gasas hasta los 3 meses; después pañuelos de papel. Aspirador nasal para el catarro.
  • de los ojos y las orejas: suero fisiológico y gasas.
  • de los dientes: un cepillo de dientes y un dentífrico adecuado a la edad del bebé para prevenir la caries (desde los primeros dientes; lavarlos dos veces al día) No dejar al alcance de los niños el tubo de dentífrico, especialmente si el sabor es agradable: existe riesgo de sobredosis en caso de ingestión del tubo. El flúor en gotas sólo está indicado en los casos en los que el lactante presente un riesgo elevado de padecer caries*. ¡No dejes que el lactante se deje dormir con un biberón!
  • de las pompis: lavarlas con agua con ayuda de un algodón o en la ducha con jabón. Secarlas. En su caso, lavar con un gel espumoso especial para el bebé. Aplicar una pomada de óxido de zinc.
  • de las pompis irritadas por la diarrea: «aplicar un baño reparador calmante o la pomada de óxido de zinc y poner un pañal de algodón en la mesa cambiadora de bebés para limitar las irritaciones», aconseja la Dra. Christine Fuger, farmacéutica en París.

¿Qué hacer en caso de herida?

  • Arañazos: limpiar la herida con agua tibia y jabón haciendo espuma para quitar la la tierra... El jabón limpia la piel dañada y puede eliminar las esporas del tétanos.
  • Mordedura (perro, gato...): lavar con abundante agua y jabón (o detergente) durante 15 minutos. El jabón mata el virus de la rabia. A continuación aplicar alcohol de 60º y acudir al médico.
  • Garrapatas: extraer la garrapata deslizando la cabeza de la garrapata en el hueco de la pinza para garrapatas y a continuación girar la pinza en el sentido opuesto a las agujas de un reloj. Las garrapatas se clavan en la piel como tornillos, hay que «desatornillarlas». A continuación desinfectar.
  • Astillas, espinas: quitar la astilla o la espina con la pinza para extraer astillas y a continuación desinfectar.
  • Golpes: aplicar un hielo sobre el golpe o el moretón (bolsa de hielo).

¿Qué hacer en caso de quemadura?

Necesitamos agua fría, gasas estériles y algún antiséptico. Una quemadura siempre es más grave en un bebé que en un adulto: la misma dimensión abarca una superficie proporcionalmente más importante del cuerpo.

Piel quemada:

  • no tratar de quitar nunca una prenda de vestir que esté pegada a la piel quemada;
  • inmediatamente, colocar la zona quemada bajo agua fría a 10º C (o sobre la prenda que esté pegada a la piel);
  • al menos durante 10 MINUTOS;
  • dejar la quemadura a 10 cm del grifo (no acercarla demasiado); 
  • tranquilizar al bebé hablándole;
  • después, empapar unas gasas estériles (o la prenda pegada) con el antiséptico y colocarlas con mucho cuidado sobre la piel. Mantenerlas bien mojadas y llamar o acudir al médico», explica el Dr. Christophe Batard, pediatra en Vincennes (París).

El bebé ha ingerido un producto de limpieza:

  • No hay que hacer que vomite: ¡solo empeorará las lesiones!
  • ¡Llamar a tu doctor o emergencias!

¿Cómo evitar las quemaduras?

  • Comprueba siempre la temperatura del biberón que calientas en el microondas echándote unas gotas en el antebrazo;
  • aplica unas pautas de seguridad: mantén al niño lejos de la cafetera, el hervidor eléctrico, la tetera, la freidora (y los cables de corriente porque los niños podrían agarrarlos) y vigílalos siempre que estén cerca de una mesa baja durante la hora del té o del café.
  • nunca dejes que el asa de la cacerola quede por fuera de la placa eléctrica...
  • baja la temperatura máxima del calentador de agua para que no salga hirviendo...
  • coloca los productos de limpieza en armarios a los que no puedan acceder los bebés y los niños y ¡no pongas nunca los productos en una botella que suela contener una bebida (refresco) o un alimento!

En el botiquín del bebé no debe haber ningún medicamento que no haya sido prescrito por el médico.

Dra. S. Parienté

Otros contenidos del dosier: Salud del bebé

Comentarios

Artículos destacados

¿Quién puede acceder al historial clínico?
¿Quién puede acceder al historial clínico?

La gestión de los datos médicos supone, al mismo tiempo, un desafío y una poderosa herramienta en la sanidad actual. La...

Consultas médicas online: ¿es posible?
¿Miedo a ir al médico?
Cómo aceptar el dolor crónico
¿Qué es la TRH?
¿Sufres alergia?

Estornudas, te sientes cansado/a, te hablan de bronquitis, de traqueítis… ¿Y si tuvieras alergia?

Hacer otros Test