Muerte súbita del lactante: consejos para minimizar riesgos

Cada vez menos casos

La muerte súbita es la primera causa de mortalidad en bebés de menos de un año en países industrializados, produciéndose en el 1,5‑2 ‰ del total de nacimientos. Parece que se da con más frecuencia en los cuatros primeros meses de vida. Hay que destacar que el mayor conocimiento de los factores de riesgo han contribuido a reducir el número de casos de forma considerable. No se dispone de cifras exactas de muertes súbitas de lactantes en España. La tasa mencionada arriba equivaldría a unas 900 muertes al año en nuestro país, pero solamente se contabilizan un centenar (1).

Dormir boca arriba

Uno de los factores de riesgo claramente identificados de muerte súbita en bebés es la postura para dormir. Todo indica que el riesgo es mayor si el pequeño duerme boca abajo. Por ello, en la actualidad siempre se recomienda a los padres acostarlo boca arriba. Existen otras recomendaciones sobre cómo debe dormir el bebé: el colchón en el que se acuesta debe ser firme, la temperatura de la habitación no debe ser demasiado alta (entre 18 y 20 °C como máximo) y en la cuna no debe haber almohadas, edredones, mantas o peluches con los que el bebé pudiera taparse la cabeza.

¡Fuera el tabaco!

Son varios los estudios que han destacado los efectos del tabaquismo pasivo en lactantes y mujeres embarazadas como factor de riesgo importante de muerte súbita. Según las investigaciones de un grupo de científicos del Instituto Pasteur (2), la nicotina es la causante de dicho riesgo, ya que puede modificar los reflejos respiratorios del bebé, llegando a provocar su asfixia. Así pues, resulta fundamental que el bebé no se exponga al humo del tabaco. Si fumas y estás pensando en quedarte embarazada, descubre aquí nuestros consejos para dejar el tabaco.

¿Una maldición genética?

A pesar de todas estas precauciones, todavía mueren bebés súbitamente sin que se sepa por qué. Se han señalado varias causas, como reflujo gastroesofágico grave e hipertonia vagal. Un estudio realizado en Estados Unidos hace algunos años (3) identificó una mutación genética como responsable de algunas muertes súbitas, así como de problemas en el desarrollo de los testículos. Los autores de ese estudio mostraron que el padre y la madre de esos bebés eran portadores cada uno de un ejemplar del gen mutado, por lo que sus hijos habían recibido los dos. Si esta hipótesis se confirma, se abriría una vía de evaluación de riesgos, lo que puede ayudar a prevenir más casos.

Para no preocuparte inútilmente, no dejes de plantear cualquier duda que te surja a las matronas o al pediatra, quienes te proporcionarán todos los consejos necesarios para cuidar al bebé y reducir cualquier riesgo.

A. Sousa

Fuentes:

  1. Grupo de Trabajo de Muerte Súbita Infantil – AEP (2011). Libro Blanco de la Muerte Súbita Infantil. 3.ª edición. Madrid: Ergon. 280 p. ISBN 978-84-15351-90-0
  2. COHEN, Gary et al. (2002). “β2 nicotinic acetylcholine receptor subunit modulates protective responses to stress: A receptor basis for sleep-disordered breathing after nicotine exposure”. Proceedings of the National Academy of Sciences. 99 (20): 13272-13277
  3. PUFFENBERGER, Erik G. et al. (2004). “Mapping of sudden infant death with dysgenesis of the testes syndrome (SIDDT) by a SNP genome scan and identification of TSPYL loss of function”. Proceedings of the National Academy of Sciences. 101 (32): 11689-11694

Otros contenidos del dosier: Salud del bebé

Comentarios

Artículos destacados

¿Quién puede acceder al historial clínico?
¿Quién puede acceder al historial clínico?

La gestión de los datos médicos supone, al mismo tiempo, un desafío y una poderosa herramienta en la sanidad actual. La...

Consultas médicas online: ¿es posible?
¿Miedo a ir al médico?
Cómo aceptar el dolor crónico
¿Qué es la TRH?
¿Sufres alergia?

Estornudas, te sientes cansado/a, te hablan de bronquitis, de traqueítis… ¿Y si tuvieras alergia?

Hacer otros Test