Reflujo gastroesofágico infantil: medicamentos muy recetados y a menudo inútiles

¿Tu hijo regurgita después del biberón? Que no cunda el pánico, ¡para eso están los baberos! Los reflujos son corrientes y si el niño aumenta de peso y se desarrolla bien, no hay por qué preocuparse.

Reflujo fisiológico y reflujo patológico

Un bebé que llora y que regurgita una o dos veces al día no presenta ningún problema. Es solamente cuando el reflujo da complicaciones –quemazón del esófago llamado aesofagitis, por ejemplo– que un tratamiento puede llegar a considerarse. “Como el recién nacido no puede expresarse, es difícil identificar las causas de su llanto, y la necesidad de encontrar una solución rápida puede llevar a ciertos médicos a prescribir un medicamento innecesario en caso de reflujo gastroesofágico no patológico”, explica Gottrand.

Hay varias maneras de distinguir el reflujo fisiológico del patológico. “En un primer momento, el pediatra pregunta a los padres acerca de los hábitos del niño, después le practica a éste un examen clínico y, si fuera necesario, propone una fibroscopia para determinar si hay esofagitis”.

Para el reflujo llamado interno, es decir, sin eyección de la leche por la boca, existen varios tratamientos, pero algunos presentan efectos secundarios.

Más del 65 por ciento de los niños menores de un año bajo tratamiento para el reflujo consumen procinéticos, medicamentos que favorecen el vaciado del estómago e impiden que el líquido suba por el esófago. Ahora bien, la cisaprida (Prepulsid®), reputada por su eficacia, se ha retirado prácticamente del mercado debido a los efectos cardiacos secundarios raros pero potencialmente graves que produce.

Del mismo modo, la metoclopramidea (Primperan®) sería responsable de efectos secundarios leves como espasmos y somnolencias, los cuales se han observado en un tercio de los niños. La Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios desaconseja la utilización de este fármaco en niños y adolescentes.

Por otra parte, los inhibidores de la bomba de protones (PPI, por sus siglas en inglés), que frenan las secreciones del estómago, se recetan cada vez más en los niños mayores de un año, “pero aunque calman la quemazón del esófago, no impiden las eyecciones de leche y no deberían prescribirse durante más de seis semanas, salvo en caso de reflujo considerable”, precisa el especialista.

Medicamentos para el reflujo: no aumentar las dosis

Aunque los medicamentos que se recomiendan para el reflujo gastroesofágico patológico pueden ser bien tolerados a corto plazo, existen pocos estudios sobre sus efectos secundarios a largo plazo. Así, Gottrand desaconseja fuertemente aumentar las dosis cuando la eficacia de los fármacos es sólo parcial. “Si el tratamiento es necesario, éste debe proponerse siempre en función del balance “riesgo/beneficio”, que los padres deben conocer”, opina el médico.

Consejos para combatir el reflujo a diario

Si no hay mejora en el reflujo ni en el estado del niño después de un mes de tratamiento, entonces habrá que cambiar de estrategia. Se puede probar con un tipo de leche adaptada (sin lactosa, por ejemplo) o buscar otras posibles causas del malestar del bebé: cólicos, aerofagia, infección urinaria… También existen medidas prácticas que pueden suavizar el reflujo: elegir una tetina más blanda, fraccionar las comidas, dejar al niño en posición sentada durante 45 minutos después de tomar la teta o el biberón o, incluso, espesar la leche. Pequeñas astucias que pueden ser muy útiles y, sobre todo, inocuas para la salud del bebé.

D. Bourdet

Otros contenidos del dosier: Salud del bebé

Comentarios

Artículos destacados

¿Quién puede acceder al historial clínico?
¿Quién puede acceder al historial clínico?

La gestión de los datos médicos supone, al mismo tiempo, un desafío y una poderosa herramienta en la sanidad actual. La...

Consultas médicas online: ¿es posible?
¿Miedo a ir al médico?
Cómo aceptar el dolor crónico
¿Qué es la TRH?
¿Sufres alergia?

Estornudas, te sientes cansado/a, te hablan de bronquitis, de traqueítis… ¿Y si tuvieras alergia?

Hacer otros Test