El anillo vaginal: uso y ventajas de este método anticonceptivo

¿Cómo funciona el anillo vaginal?

Es un aro flexible fabricado en un tipo de plástico que se llama acetato de vinil etileno. Se coloca en el interior de la vagina, no importa a que altura, y se deja puesto durante 3 semanas, la cuarta semana se retira y aparece el sangrado por deprivación.

El anillo expulsa dos tipos de hormonas; estrógenos y progesterona que son absorbidas por la mucosa vaginal y van directamente al torrente sanguíneo. Estas hormonas son las mismas que podemos encontrar en otros anticonceptivos hormonales como la píldora o el parche.

La propiedad anticonceptiva del anillo es básicamente la de inhibir la ovulación, sin ovulación es imposible el embarazo. Tiene una eficacia del 99,7%

Para comenzar a usarlo hay que consultar con un médico que hará las pruebas necesarias para confirmar que se puede utilizar anticonceptivos hormonales. Si se coloca el primer día de la regla podemos asegurar la prevención del embarazo desde ese momento.

Podemos colocar el anillo nosotras mismas en casa, simplemente doblándolo e introduciéndolo en la vagina. No es necesario que esté demasiado profundo y lo normal es que se mueva.

Durante las relaciones sexuales, si el anillo resulta molesto, puede retirarse durante un máximo de 3 horas sin perder efecto anticonceptivo.

Si en algún momento se saca o se cae de la vagina simplemente hay que lavarlo con agua y volverlo a introducir.

Existe la posibilidad de alterar el ciclo menstrual con el anillo, simplemente debemos colocar otro aro inmediatamente después a retirar el anterior y sin dejar semana de descanso, así no sangraremos aunque es probable que tengamos un pequeño sangrado y además no alteraremos la propiedad anticonceptiva. Con los anticonceptivos hormonales tenemos siempre la libertad de decidir si queremos sangrar o no, como no es una regla real ya que no se ovula, realmente su función es simplemente psicológica. Solamente debemos recordar no utilizar el anticonceptivo menos tiempo de lo recomendado, en este caso 3 semanas.

Ventajas del anillo vaginal

  • Es muy efectivo en la prevención de embarazos. Solo 3 de cada 1000 mujeres quedará embarazada utilizándolo correctamente.
  • Es sencillo de utilizar, solo hay que recordar el día de colocación y de retiro del anillo. La hora es indiferente.
  • Se consigue un sangrado regular, siempre ocurrirá en la semana de descanso.
  • Reduce los quistes ováricos, como todos los anticonceptivos que inhiben la ovulación.
  • Es un método discreto.
  • Su eficacia no se ve afectada por vómitos o diarreas.
  • Si se retira con vistas a tener hijos la fertilidad es inmediata (en aproximadamente 11 días se vuelve a ovular).

Desventajas del anillo vaginal

  • No protege de ETS. Solo los preservativos tienen ese beneficio.
  • Se pueden producir pequeños manchados durante los primeros ciclos de uso.
  • Efectos secundarios probables; dolor de cabeza (6,6% de las mujeres que utilizan el anillo), náuseas (2,8%), ganancia de peso (2,2%), falta total de sangrado mensual (1,8%) y vaginitis (5%).

Otros contenidos del dosier: Métodos anticonceptivos hormonales

Comentarios

Artículos destacados

La función de los labios menores
La función de los labios menores

Los labios menores se convierten en un tema de preocupación. ¿Tienen el tamaño adecuado, el color apropiado…? La...

¿Qué hacer si hay picor vaginal?
Los beneficios del beso
Essure: España lo retira del mercado
¿Cuál es la mejor hora para el sexo?
¿A qué estás dispuesta para salvar tu...

Tu relación parece una montaña rusa con más caídas que subidas. Discutís todos los días. Por cualquier tontería,...

Hacer otros Test