El nudo corredizo

El nudo corredizo no es, por seguro, una posición para practicar a diario. La mejor de las mejores, una de las posiciones más nobles del Kama Sutra reservada sólo para iniciados. Pero qué demonios, ¿por qué no ponerse a ello hoy mismo?

La base es simple, la pareja realiza la misma postura. Es como si un espejo se situase entre los amantes para generar la posición del nudo corredizo. Así se sientan frente a frente con las piernas cruzadas. Uno de los dos pone las piernas sobre los muslos de su pareja, y las manos se unen en un gesto poético.       

Estando así de cerca, se facilita la penetración, especialmente para aquellos más flexibles. Se produce un cruce de miradas tiernas e intensas a la vez, tanto como los besos. Cada uno puede tomar la iniciativa para alterar la postura: enlazarse apasionadamente en lugar de sólo darse las manos, o separar ambos una pierna mientras que la otra queda doblada. El reflejo sigue en su sitio pero los amantes están más cómodos.  

En la posición del nudo corredizo, se multiplican las posibilidades, pero emprenderla es muy difícil. Habrá que intentar varias veces antes de encontrar la postura predilecta, que permitirá a cada uno gozar más que pensar en mantenerse. La proximidad de ambos sexos hace más fácil el trabajo. Es como para un nudo corredizo: es difícil aprender a hacerlo, pero cuando se domina, puede repetirse una y otra vez. 

Faris Sanhaji

Otros contenidos del dosier: Kamasutra: Posturas acrobáticas

Comentarios

Artículos destacados

Los tipos de píldoras anticonceptivas
Los tipos de píldoras anticonceptivas

Doctissimo hace un repaso a las diferentes generaciones de este tipo de anticonceptivo oral. Píldoras de primera, segunda,...

Los desórdenes del clítoris
Rejuvenecimiento vaginal: técnicas sin cirugía
Conversaciones sexuales en la pareja
Himen: lo que debes saber
¿A qué estás dispuesta para salvar tu...

Tu relación parece una montaña rusa con más caídas que subidas. Discutís todos los días. Por cualquier tontería,...

Hacer otros Test