La posición de la caracola

Para amantes que no se creen expertos del sexo pero que quieren experimentar y renovar su vida sexual, la posición de la caracola es perfecta para aunar placer y ternura, concordar goce y amor.

El amante está en la postura del misionero y la mujer le empuja sin miramientos. Lo hace para obligarle a cambiar las tornas del juego amoroso. Coge cada una de sus piernas para plegarlas sobre el vientre de su pareja. Así podrá contemplar la intimidad de la mujer y jugar con ella antes de penetrarla.

Cogiendo firmemente los muslos de la mujer, él elige el ritmo y la profundidad del vaivén. Controla la penetración hasta que ella ya no quiere parar. Cada uno participa en el movimiento y hace subir la excitación, especialmente cuando están perfectamente sincronizados.

Llegar al éxtasis así está al alcance de todos. Sólo se necesita tocar y explorar el cuerpo de la pareja ahora que las manos están desocupadas. El hombre se acerca a su amante para cubrirla de besos. La caracola está abierta, a disposición del amante curioso.

Porque esta sencilla posición tiene varias ventajas: en esta postura, la mujer olvida su pudor y aunque el hombre la domina, puede elegir entre participar activamente en el encuentro o ser guiada. La libertad de movimiento, en la posición de la caracola y todas las variantes que tiene, es la ventaja principal de esta invención del Kama Sutra. Pero también facilita mucho la penetración y estimula el pene, por la compresión de la vagina. Sin acrobacias dolorosas y con mucha comodidad, la posición de la caracola es casi un deber de la vida conyugal.     

Sólo un pequeño defecto: si el hombre es demasiado entusiasta, ella sufrirá pequeños dolores en la vagina. Pero se puede fácilmente alcanzar el orgasmo sin necesitar mucho esfuerzo. Por definición, esta variante del misionero tiene tantas ventajas y necesita tan poco esfuerzo que es perfecta para que él o ella vivan un orgasmo desconocido hasta el momento.       

Faris Sanhaji

Otros contenidos del dosier: Kamasutra: Posturas sentados o de rodillas

Comentarios

Artículos destacados

Los tipos de píldoras anticonceptivas
Los tipos de píldoras anticonceptivas

Doctissimo hace un repaso a las diferentes generaciones de este tipo de anticonceptivo oral. Píldoras de primera, segunda,...

Los desórdenes del clítoris
Rejuvenecimiento vaginal: técnicas sin cirugía
Conversaciones sexuales en la pareja
Himen: lo que debes saber
¿A qué estás dispuesta para salvar tu...

Tu relación parece una montaña rusa con más caídas que subidas. Discutís todos los días. Por cualquier tontería,...

Hacer otros Test