Orgasmo femenino: claves para potenciarlo

Seguramente has escuchado más de una vez que las mujeres podemos experimentar “distintos tipos de orgasmos”: que si el vaginal, que si el clitoridiano… Para entender mejor el asunto y dejarnos de preocupar por etiquetas, consultamos con el reconocido médico, sexólogo y terapeuta David Barrios Martínez, del Grupo Médico Icacos y ex presidente de la Federación Mexicana de Educación Sexual y Sexología, quien nos dio algunas claves para entenderlo y potenciarlo:

1. El orgasmo es una sensación muy placentera que forma parte de la curva de la respuesta sexual. Tiene dos componentes importantes, el físico, que consiste en contracciones involuntarias en los músculos internos de la pelvis, a la par de que se experimenta una sensación subjetiva de placer. Y el segundo, que es el emocional, o la belleza que implica el contacto erótico.

2. A partir del “mito freudiano”, es que se difundió la idea de que hay diferentes tipos de orgasmos. Sigmund Freud hablaba de dos tipos: el maduro o vaginal, que se lograba a través del coito, y el inmaduro o el que experimentaba la “mujer  clitoridiana”, alcanzado con la estimulación del clítoris. Sin embargo, es un error hablar del orgasmo maduro e inmaduro, enfatiza David Barrios, pues “el orgasmo es una respuesta única y total del organismo”. Además, si consideramos que siete de cada 10 mujeres tienen como estímulo principal el clítoris, no le podemos llamar a ello “inmadurez sexual”. Y esto lo reafirma la médico y sexóloga Ana Rosa Jurado, del Instituto Europeo de Sexología, que señala que “el órgano sexual femenino por excelencia es el clítoris”.

3. Hay diferentes formas para alcanzar un orgasmo. A través de la estimulación de los órganos genitales y sus distintas zonas (clítoris, vulva, vagina, punto G), ya sea oral, con las manos o mediante una penetración, o con formas menos convencionales como un beso intenso, el chupeteo en la espalda o un tocamiento variado. Y es que, aunque parezca extraño, hay mujeres que con un estímulo sencillo alcanzan el orgasmo, y otras, en cambio, necesitan una estimulación más intensa y simultánea, por ejemplo, que las besen en la vulva y el clítoris. 

 4. A diferencia de los varones, la curva de la respuesta sexual en las mujeres es más lenta. Por eso muchas veces no alcanzan el orgasmo; las mujeres requieren de más caricias y de una mayor y eficaz estimulación que les permita dar el paso final hacia esta sensación, y no de una penetración rápida. Por eso es importante que la pareja sepa de sus necesidades y logren estar en la misma frecuencia, dice David Barrios. Añade que las mujeres tienen propensión al orgasmo múltiple, así que la pareja debería “atemperar el ritmo” con sus acciones, caricias y movimientos pélvicos para que esto se logre.

5. Para alcanzar y potenciar un orgasmo se requiere de la práctica de un erotismo integral. De ver todo el cuerpo como una gran zona erógena. Para David Barrios, son muy importantes las miradas, las palabras “cachondas” y tiernas, la caricia del beso (ésta, neuroquímicamente contribuye a lograr la excitación sexual), acariciar toda la piel, es decir, que el contacto vaya más allá de “sobar el clítoris”. ¿Qué tal acariciar el ombligo con las pestaña? Crear una  atmósfera agradable e íntima hará que, llegado el momento del encuentro sexual, haya tal nivel de excitación que el orgasmo aparezca sin problemas.

6. Y hablando de atmósferas propicias para un encuentro sexual memorable… Hay que olvidarse del tiempo y de las prisas, apagar el celular, tener privacidad, evitar distracciones y poner una música rica que ayude a crear ese ambiente idóneo, porque esto ayuda muchísimo en la preparación emocional y hasta corporal.

7. ¡Tomen el control del asunto, mujeres! Sean más audaces y más recíprocas, pues si sólo se “dejan a hacer”, el encuentro sexual se hará de acuerdo con el estilo de la pareja y eso no siempre te puede satisfacer.

8. No hay que olvidar las cuatro condiciones para tener una respuesta sexual satisfactoria:

  • Tener un buen nivel hormonal, de testosterona, particularmente.
  • Que los nervios periféricos estén íntegros, por ejemplo, en el caso de la diabetes mellitus, muchas pacientes pierden sensibilidad y, en consecuencia, no pueden disfrutar igual.
  • Que haya un excelente aporte de sangre a la pelvis, es decir, que no esté alterado por algún problema crónico de salud.
  • Estar tranquilos. Paradójicamente se requiere tranquilidad para lograr un buen encuentro, pues al estar relajados, se responde mejor a los estímulos sensoriales.

9. A todo esto, ¿cuánto dura un orgasmo? Un ensayo clásico de los sexólogos Masters y Johnsons, de 1966, dice que el orgasmo femenino dura entre tres y 15 segundos, y que los masculinos son más cortos. Los estudios más recientes sugieren que la media entre las mujeres es de 18 segundos. 

TE RECOMENDAMOS:

¿Qué es el orgasmo?

¿Qué ocurre en el orgasmo femenino?

Las 10 claves del orgasmo próstatico

El mito del orgasmo vaginal y clitoriano

Orgasmo femenino: 11 consejos de mujer para alcanzar el máximo placer

Otros contenidos del dosier: Ellas y el sexo

Comentarios

Artículos destacados

Los tipos de píldoras anticonceptivas
Los tipos de píldoras anticonceptivas

Doctissimo hace un repaso a las diferentes generaciones de este tipo de anticonceptivo oral. Píldoras de primera, segunda,...

Los desórdenes del clítoris
Rejuvenecimiento vaginal: técnicas sin cirugía
Conversaciones sexuales en la pareja
Himen: lo que debes saber
¿A qué estás dispuesta para salvar tu...

Tu relación parece una montaña rusa con más caídas que subidas. Discutís todos los días. Por cualquier tontería,...

Hacer otros Test